¿Existe el amor por el internet?